Saltar al contenido
Te encuentras en Mejores comparativas > Blog > Cómo elegir tu entrenador personal

Cómo elegir tu entrenador personal

¡Está decidido! Se lanza la Operación Sacude tu cuerpo. Sí, pero a veces dudamos: ¿bicicleta o la última serie de Netflix? Entre nosotros, no siempre me decido por mi vestimenta deportiva. ¿Y usted? De ahí el interés por contar con un entrenador deportivo.

Cómo elegir tu entrenador personal

¿Cómo encontrarlo? ¿Dónde buscar? entrenador personal actur Zaragoza, entrenador deportivo desde hace años, te guiará. Aquí tienes 5 preguntas y respuestas que te ayudarán a encontrar tu entrenador personal.

Una buena formación requiere más que improvisación. La planificación y organización comienza desde el momento en que se expresan las necesidades, motivaciones u objetivos. Es importante una buena entrevista de salida, que permita al entrenador comprender el curso. El rigor impondrá un proceso sólido que asegurará la acumulación de información útil para construir y preparar las sesiones. Dependiendo de las necesidades, el entrenador debe poder periodizar las sesiones mediante ciclos para ayudar a la progresión.

¿Por qué contratar un entrenador deportivo?

¿Eres decidido, invencible como en la canción de Sia, eres un Porsche sin frenos? ¡Perfecto! Pero si tú, como yo, sueles posponer tu sesión para el día siguiente, si la motivación no siempre está ahí, un entrenador deportivo es tu compañero imprescindible.

¿Por qué utilizar un entrenador?

◆ Para motivación.

¿Y tú? ¿Te apegas a ello? Aquí es donde un entrenador local puede ayudarle. Ya no tendrás excusas, bloquearás una cita en tu calendario y te exigirán respetarla. ¡Es así de simple!

La guinda del pastel es el entrenador que se adapta a tu horario.

◆ Por seguridad.

“Estar supervisada por alguien es reconfortante y reconfortante”. Tienes la certeza de estar bien supervisado por un profesional, así evitarás correr riesgos innecesarios y sufrir esguinces o desgarros de ligamentos. Adoptarás las posturas y ritmos adecuados aprendiendo a respetar los límites de tu cuerpo.

◆ Obtener resultados rápidamente.

Seamos realistas, todos estamos impacientes por ver resultados visibles en muy poco tiempo nada más empezar a hacer ejercicio. Es obvio que esto fortalece nuestra motivación. Contar con un entrenador deportivo puede ayudarte a conseguir tus objetivos, ya que los ejercicios personalizados y la regularidad en la práctica te ayudarán a progresar más rápido.

◆ Para el programa personalizado.

El entrenador adapta el curso según tus necesidades ofreciéndote una serie de ejercicios específicamente diseñados para ti. Él o ella tiene en cuenta tu historial de salud, tu historial deportivo y tus expectativas, porque los ejercicios propuestos serán diferentes según el perfil.

“La adaptación fisiológica no es la misma”, “entre las personas que no han practicado deporte en toda su vida y las que deciden practicar deporte a los 30 o 40 años o incluso aquellas que dejaron de practicarlo hace cinco años. Los resultados no serán los mismos.

◆ Hacer deporte sin sentirse juzgado.

Algunas personas no van al gimnasio porque temen que los demás las miren. Contar con un entrenador deportivo puede ser la solución. “La imagen corporal puede ser una barrera, no aceptamos el aumento de peso, o una silueta que no nos gusta y dudamos en ir al gimnasio”.

◆ Para seguimiento.

Un entrenador supervisa periódicamente su progreso, estudia los resultados obtenidos y ajusta el programa en consecuencia. “Lo importante no es sólo pesar o medir”. También entran en juego otros criterios: si tu objetivo es perder peso, el entrenador valora si te falta menos aire al subir las escaleras, si puedes caminar más tiempo, si duermes mejor.